CienciaTecnolog铆a

馃殌 Los Primeros 2 A帽os en Marte. DOCUMENTAL

10 naves estelares en camino a Marte. No hay humanos a bordo. 120 robots hibernan en las naves estelares listos para comenzar a construir y colonizar Marte antes de que lleguen los humanos.

Estos 120 robots construir谩n primero estructuras para protegerse y alimentarse. Tendr谩n que luchar contra tormentas de polvo, llamaradas solares, mal funcionamiento de hardware y software y las noches y los inviernos marcianos helados del 脕rtico.

Una vez que se establezca el asentamiento de robots y est茅n protegidos, pueden comenzar la fase dos: construir la colonia marciana para los humanos.

Los robots tienen dos a帽os y dos meses para completar su misi贸n. Esta era se conoce como la era rob贸tica de Marte, cuando el planeta estaba habitado 煤nicamente por robots.

El v铆deo:

Los Primeros 2 A帽os en Marte:

Las 10 naves estelares aterrizan. La canci贸n de despertar suena por todo el cohete. 10 drones salen de los cohetes como abejas de una colmena. Inspeccionan las naves estelares en busca de signos de da帽o por el aterrizaje.

Dentro de los cohetes, los robots est谩n haciendo el recuento. Los robots establecen conexiones de red entre s铆, con los sat茅lites Starlink en 贸rbita y los rovers ya en Marte, creando la primera mente colmena en el planeta rojo.

Debido al retraso en las comunicaciones entre la Tierra y Marte, los robots deben trabajar por s铆 mismos de forma aut贸noma. Dependiendo de la alineaci贸n de los dos planetas, puede tardar de 3 a 21 minutos en enviar datos en una sola direcci贸n.

La sala de control de la misi贸n en la Tierra, los manipuladores humanos ajustan su horario de sue帽o para que coincida con el horario de Marte. Las horas de trabajo de los robots porque el d铆a de Marte es m谩s largo que el de la Tierra. La sala de control de la misi贸n humana debe retrasar sus d铆as de trabajo 40 minutos cada d铆a. Los robots se preparan para descargar la carga.

Comienza la construcci贸n de los h谩bitats rob贸ticos. Los robots esperan hasta las 5:30 de la ma帽ana en Marte, cuando el sol comienza a salir y la superficie se calienta. Tendr谩n 13 horas hasta las 6:30 de la tarde, cuando el sol comience a ponerse y la noche marciana helada de -70 grados Celsius tome el control. Los robots pueden sobrevivir a las noches, pero se necesita m谩s energ铆a de la bater铆a para mantener el hardware de los robots caliente y evitar fallas por baja temperatura.

Los robots transportan la carga de las naves estelares hacia el sitio de la base. Est谩n viajando alrededor de una monta帽a a 1,9 kil贸metros del lugar de aterrizaje.

Los cohetes futuros aterrizar谩n en la misma 谩rea y la base debe construirse lo suficientemente lejos para evitar la acumulaci贸n de polvo y rocas y lo suficientemente cerca para no desperdiciar energ铆a.

A medida que los robots viajan al sitio de la base, el suelo debajo de ellos se compacta, creando la primera carretera. Los futuros aterrizajes se conectar谩n a esta improvisada autopista.

Se levanta un gran contenedor colocado en el centro de un sitio de construcci贸n de tierra vac铆o. Se despliega y los robots comienzan a ensamblar la estructura. Es un garaje de almacenamiento. Los drones vuelan por encima trabajando como top贸grafos mapeando el sitio de construcci贸n. Funcionan como muchos sat茅lites GPS, proporcionando coordenadas a los robots constructores terrestres.

Los drones tambi茅n transportan cables a trav茅s de la estructura. El garaje de almacenamiento es un refugio cerrado pero no presurizado, ya que no hay necesidad de robots. Tampoco hay protecci贸n contra la radiaci贸n. Los robots no necesitan mucho en t茅rminos de refugio, a diferencia de los humanos.

El nuevo garaje protege a los robots y protege la carga sensible. Ofrece protecci贸n contra las noches fr铆as y, m谩s adelante en el invierno de la misi贸n, tambi茅n protege a los robots de las tormentas de polvo.

El garaje tambi茅n alberga robots que limpian a los robots constructores del polvo marciano. Robots adicionales contin煤an agregando m贸dulos a la estructura, actualiz谩ndola a un taller autosuficiente para robots. El edificio se llama base de operaciones. Lejos de la base, los robots se despliegan.

Los paneles solares del campo solar se despliegan y cobran vida. Los paneles solares en s铆 son robots programados para rastrear y seguir al Sol durante el d铆a. Aqu铆, a medida que cambian las estaciones, son capaces de generar m谩s energ铆a que los paneles solares est谩ticos no rastreadores, lo que significa que se necesitan menos paneles solares, que ocupan menos espacio y reducen la necesidad de limpieza de polvo.

Cada panel solar tiene un accesorio rob贸tico que detecta cuando el panel est谩 cubierto de polvo y lo limpia. Los robots constructores m谩s peque帽os regresan a la base para refugiarse de la fr铆a noche y comenzar a descargar datos.

Los robots m谩s grandes, equipados con mayor aislamiento e iluminaciones a bordo, contin煤an trabajando durante toda la fr铆a noche descargando los paneles solares rob贸ticos.

Todos los robots que trabajan para construir la colonia en Marte se pueden agrupar en dos clases: robots tontos y m谩quinas AI. Los robots tontos, como los transportadores y los mineros, tienen instrucciones muy b谩sicas. Siguen un camino establecido yendo y viniendo, cargando y descargando materiales. Los robots AI toman decisiones de forma aut贸noma. Estos incluyen robots manipuladores con brazos rob贸ticos y accesorios de herramientas.

Se necesitan 22 horas para que una enorme llamarada solar llegue a Marte. Los robots constructores se ponen en modo de suspensi贸n. Un tercio del software de los robots se corrompe y se apagan y reinician.

Se instalan dos sat茅lites terrestres para formar los inicios de un campo de sat茅lites. Se infla una peque帽a c煤pula para albergar el equipo de comunicaciones interior. El control de las comunicaciones se traslada de las naves estelares a la nueva estaci贸n terrestre. Esta es la nueva sede que supervisa a los robots en Marte.

La nueva c煤pula de comunicaciones se conecta con los sat茅lites Starlink de Marte y rastrea localmente el clima, las tormentas de polvo y los asteroides del cintur贸n de asteroides. Los robots transmiten sus datos a la c煤pula, donde se almacenan en servidores y se env铆an a la Tierra. En el futuro, la c煤pula de comunicaciones rastrear谩 todos los cohetes Starship entrantes y salientes.

La electricidad del nuevo campo solar se env铆a a la base central, donde una bater铆a almacena la energ铆a. Hay dos tipos de bater铆as: una para los edificios y las instalaciones del domo y otra para los robots. Los robots utilizan bater铆as intercambiables. En lugar de que los robots se turnen para trabajar en turnos, mientras que un grupo se recarga, las bater铆as se intercambian en el campo.

Un robot cargador lleva varias bater铆as desde la bater铆a al sitio de construcci贸n. Tambi茅n hay robots con mochila que transportan y almacenan los accesorios de herramientas menos utilizados en los sitios de construcci贸n. Esto es m谩s eficiente en combustible que hacer que los robots constructores individuales regresen a la base principal para recargarse y reabastecerse.

La base comienza a parecer un asentamiento de pueblo. Todo el sitio ha sido mapeado por los drones. Se han trazado carreteras y caminos digitalmente. Los robots han establecido una red de transporte para moverse entre y dentro de las estructuras.

Dentro del domo de la base central, en el garaje, hay tres rovers de b煤squeda y rescate estacionados esperando se帽ales de socorro de otros robots. Transportan piezas de repuesto y utilizan su brazo rob贸tico para reparar otros robots que han fallado en el campo. Buscan robots que se han atascado en el terreno y necesitan ser remolcados. Tambi茅n limpian a otros robots en el campo, como los limpiadores de paneles solares, cuando ellos mismos se cubren de polvo, y realizan inspecciones en estructuras que tienen posibles da帽os.

Los robots despliegan la primera c煤pula de emergencia. Es un refugio temporal ligero y de expansi贸n r谩pida que permite a los robots seguir trabajando durante las peque帽as tormentas de polvo.

Los robots trabajan para terminar la construcci贸n de otro edificio, que es la biosfera donde se cultivan plantas. Las plantas son necesarias en la primera etapa de la era rob贸tica, ya que los az煤cares de las plantas se extraen para hacer una cola. Cuando la cola se mezcla con el regolito, el suelo suelto de Marte, se combina para formar un material de impresi贸n 3D.

Las impresoras de h谩bitats rob贸ticos imprimir谩n grandes conchas que actuar谩n como escudos contra la radiaci贸n, una caracter铆stica necesaria para los humanos. Dentro de estas conchas, se inflar谩n m贸dulos de h谩bitat donde vivir谩n los humanos.

Las plantas han estado creciendo en pilas a bordo de las naves estelares desde que los robots abandonaron la Tierra, supervisadas por controladores humanos en la Tierra. Utilizando la rob贸tica a bordo, las plantas se transfieren de las naves estelares a la biosfera reci茅n construida. Dentro de la biosfera, los robots agricultores cuidan de las plantas. Usan sus c谩maras de reconocimiento de color para detectar cu谩ndo las plantas est谩n listas para la cosecha.

La fase uno est谩 completa. El asentamiento de robots ha sido construido. Los robots pueden sobrevivir y son autosuficientes en Marte, repar谩ndose, abasteci茅ndose de combustible y cobijandose a s铆 mismos. Son los primeros en colonizar Marte.

La siguiente fase es construir para sus amos humanos, que no est谩n tan bien adaptados para vivir en el planeta rojo. Los primeros edificios de infraestructura humana que se construir谩n son los sistemas de soporte vital. Se necesita ox铆geno, agua y, lo que es m谩s importante, combustible para cohetes. Los humanos no podr谩n regresar a la Tierra a menos que se fabrique combustible en Marte. Los robots no tienen planes de regresar.

Los robots mineros viajan a las ubicaciones de recursos mapeadas lejos de la base principal. Recolectan muestras de hielo para su an谩lisis de pureza, verificando su idoneidad para la producci贸n de soporte vital humano y combustible para cohetes. De vuelta en la base principal, los robots est谩n descargando los m贸dulos estructurales de las refiner铆as.

Se construyen torres de captura de carbono para capturar el CO2 en la atm贸sfera marciana. Se ensamblan instalaciones de electr贸lisis para separar el hidr贸geno y el ox铆geno del agua helada. Un reactor Sabatier se pone en l铆nea para combinar el CO2 con el hidr贸geno para producir combustible para cohetes de metano y ox铆geno.

Los droides de miner铆a de hielo viajan de ida y vuelta entre los campos de hielo y los muelles de entrada de la base. En el futuro, una nave de carga Starship traer谩 una peque帽a tuber铆a flexible. Los droides de miner铆a de hielo trabajan durante toda la noche.

Los robots preparan el sitio de construcci贸n para los h谩bitats humanos. La superficie se aplana, se despejan las rocas y los escombros y se nivela la superficie. Grandes robots cosechadores extraen tierra cerca de la base. Traen la tierra a un nuevo dep贸sito de impresi贸n 3D que se ha construido.

Un biorreactor purifica la tierra de los percloratos nocivos. La tierra purificada se mezcla con la cola vegetal y se convierte en un filamento. Se almacena listo para la impresora de h谩bitats 3D. La impresora de h谩bitats es un brazo rob贸tico grande. Se conduce lentamente a su lugar, se fija al suelo y no se mueve hasta que se completa la impresi贸n. Los mismos robots cisterna que transportar谩n el combustible a las naves estelares se utilizan para transportar el material de filamento de impresi贸n 3D al exterior de la impresora de h谩bitats.

Conectadas, las conchas se elevan formando un c铆rculo. Las conchas impresas en 3D crean un sistema de cuevas improvisado que proteger谩 a los humanos de la radiaci贸n. Cerca de la fecha de la llegada de los humanos, los m贸dulos de h谩bitat se desplegar谩n e inflar谩n autom谩ticamente dentro de estas conchas, presurizadas y con ox铆geno, listas para que los humanos se muden.

Dentro de la biosfera, los robots comienzan a expandir la maquinaria para incluir la siembra y la cosecha para el consumo humano de alimentos. Las plantas se cultivan bajo luces de crecimiento en bandejas apiladas en alto en una mini granja vertical para maximizar el n煤mero en el peque帽o espacio. Una estaci贸n con un sistema de brazo rob贸tico Iron Ox planta semillas en bandejas y puede monitorear cada planta para la absorci贸n de nutrientes y el estado de salud. Las plantas se prueban para su pureza de consumo y se congelan para su almacenamiento, creando la primera despensa en Marte.

Fuera de la base y lejos de las naves estelares, los robots constructores trabajan para formar plataformas de aterrizaje. Los rovers aplanan y funden el regolito, creando grandes superficies planas. Reducen el levantamiento de rocas y polvo, aumentando la seguridad del pr贸ximo aterrizaje.

Grandes contenedores Hassel colocados en el medio de las conchas impresas en 3D se despliegan e inflan autom谩ticamente. Estos son los h谩bitats humanos, presurizados y con ox铆geno, con sistemas de agua y gesti贸n de residuos.

Un peque帽o robot se muda al h谩bitat humano. Este es su nuevo hogar. Los sistemas electr贸nicos y de computadora a bordo del robot se convierten en el cerebro de la estructura, convirti茅ndola en parte edificio, parte computadora.

El cerebro monitoriza el h谩bitat, los sistemas de soporte vital y los alrededores. Se ponen en l铆nea tres robots humanoides. Son los maniqu铆es de choque marcianos que prueban los trajes EVA del h谩bitat, los trajes espaciales y las esclusas de aire de los rovers.

Pronto, los turistas humanos llegar谩n. Los robots ahora est谩n explorando casualmente el paisaje alrededor de la base, disfrutando de su libertad y tiempo libre antes de que lleguen los humanos. Los humanos estar谩n d茅biles por el viaje de seis meses en microgravedad. Los robots observar谩n a los humanos mientras navegan por los peligros de Marte, la radiaci贸n, el polvo nocivo y las noches heladas, antes de regresar a las comodidades de la Tierra en un a帽o, dejando a los robots atr谩s para saludar a la siguiente ola de humanos.

Te puede interesar:

 

 

 

Deja un comentario

Publicaciones relacionadas

Bot贸n volver arriba