Ciencia

Descubren restos de una ciudad en el río Tigris con 3.400 años de antigüedad

Arqueólogos alemanes y kurdos han encontrado lo que sería una ciudad de la era del Imperio Mittani. Tendría 3.400 años de antigüedad y un día estuvo situada en el río Tigris. Este asentamiento ha aparecido de las aguas del embalse de Mosul debido a la sequía extrema que sufre Irak, uno de los países más afectados por la crisis climática.

Para evitar que los cultivos se acaben dañando, se han extraído grandes cantidades de agua del embalse de Mosul a lo largo de este año y, gracias a esto, ha reaparecido una antigua ciudad que habría estado sumergida en Kemune, la región de Kurdistán de Irak.

Vasija de cerámica con tablillas cuneiformes

¿Cuáles han sido los hallazgos?

«La extensa ciudad con un palacio y varios edificios grandes podría ser la antigua Zakhiku, que se cree que fue un centro importante en el Imperio Mittani (ca. 1550-1350 a. C.)», señala en un comunicado la Universidad de Tübingen, una de las instituciones que ha participado en la investigación.

Un hallazgo que ha sorprendido a los arqueólogos y que han tratado de documentar antes de que vuelva a sumergirse de nuevo. El proyecto de excavación ha sido llevado a cabo por el arqueólogo kurdo Hasan Ahmed Qasim, presidente de la Organización de Arqueología de Kurdistán, y los arqueólogos alemanes Ivana Puljiz (Universidad de Friburgo) y Peter Pfälzner (Universidad de Tubinga).

Los investigadores lograron mapear en gran medida la ciudad y descubrieron una fortificación masiva con muros y torres; un edificio de almacenamiento monumental de varios pisos, y un complejo industrial.

Por qué es tan relevante el descubrimiento

«El enorme edificio de la revista es de particular importancia porque en él se deben haber almacenado enormes cantidades de mercancías, probablemente traídas de toda la región«, destaca Ivana Puljiz.

Los arqueólogos quedaron asombrados por el buen estado de conversación de los restos encontrados. Se debe principalmente a que la ciudad fue destruida por un terremoto alrededor del año 1350 a.C, durante el cual las partes superiores de las murallas se derrumbaron y enterraron los edificios.

Resulta importante resaltar el descubrimiento de cinco vasijas de cerámica que contenían un archivo de más de 100 tablillas cuneiformes. «Datan del período asirio medio, poco después de que el desastre del terremoto azotara la ciudad. Algunas tablillas de arcilla, que pueden ser cartas, aún se encuentran en sus sobres de arcilla«, detallan.

 

Deja un comentario

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba