Tecnología

Boeing lanza con éxito la Starliner a la ISS

La cápsula Boeing Starliner se lanzó con éxito hacia la Estación Espacial Internacional (ISS). Es rival directo de SpaceX y parece haber solucionado los problemas que le obligaron a retrasar este vuelo de prueba sin tripulación el año pasado.

Despegó sobre un cohete Atlas V de United Launch Alliance (ULA) desde Cabo Cañaveral en Florida como estaba previsto.

Se iniciaba así el segundo intento de una prueba crucial para demostrar que la cápsula está lista para servir de transporte entre la Tierra y la ISS.

También puedes leer: ¿Llegó la vida a la Tierra desde el espacio? [VÍDEO]

Se trata de un vuelo de prueba orbital sin tripulación, denominado OFT 2, solo un maniquí y algo de carga van dentro de la cápsula. Esta demostración en colaboración con la NASA y ULA debía haberse completado el verano pasado, pero un problema grave en el sistema de propulsión les obligó a retrasarlo 10 meses. Contratiempo que ha frenado la certificación que persigue Boeing para alcanzar a SpaceX que ya sirve de transporte de astronautas a la NASA.

Lanzamiento:

Poco menos de 15 minutos después del lanzamiento, la Starliner y el cohete Atlas V  se encontraban sobre el Océano Atlántico Norte. El siguiente paso, 16 minutos más tarde, consistía en el encendido de inserción orbital que duró 45 segundos, para volar por sus propios medios hasta su destino.

Todo según lo previsto, ahora la cápsula se encuentra camino de la Estación Espacial Internacional. Aunque el lanzamiento y vuelo de este jueves no se ha librado de ciertos fallos. Dos propulsores a bordo de los 12 que integra, fallaron durante la maniobra de «inserción orbital», según ha informado la NASA y Boeing en una conferencia posterior.

Este fallo no ha supuesto nada grave para la misión gracias a un propulsor de refuerzo que se activó. El motivo del fallo aún no se ha explicado, pero los responsables se muestran convencidos de que pueden terminar con éxito el viaje. «El sistema está diseñado para ser redundante y funcionó como se suponía”, dijo Mark Nappi, gerente del programa Starliner de Boeing.

La cápsula permanecerá cuatro o cinco días girando unida a la ISS, dependiendo del clima en la Tierra para volver de forma segura. Entonces deberá desacoplarse dirigirse de vuelta a la Tierra, el aterrizaje se realizará con un paracaídas para amortiguar la caída en el suelo del desierto de White Sands, Nuevo México.

Deja un comentario

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba