Ciencia

Los microplásticos ya circulan en nuestra sangre

Científicos descubren por primera vez la presencia de microplásticos dentro la sangre humana de nuestro cuerpo.

Según un estudio publicado en la revista Environment International y reportado por The Guardian detalla la presencia de partículas de polímeros en el torrente sanguíneo.

Después de analizar muestras de 22 personas, los científicos encontraron rastros de PET, poliestireno y polietileno en la sangre de 17 de ellas. El PET fue el más abundante, estaba en la mitad de los casos. Algunos participantes tenían tres tipos de microplásticos.

La investigación sobre los microplásticos:

Los investigadores basaron su metodología en trabajos anteriores y consideraron partículas en el rango de 700 nanómetros a 0,514 milímetros.

También puedes leer: Se revierte el envejecimiento en ratones y más noticias… [VÍDEO]

La investigación de la Universidad de Vrije de Amsterdam respalda la hipótesis de que la exposición humana a partículas de plástico da como resultado su absorción en el torrente sanguíneo.

De acuerdo con el profesor Dick Vethaak, ecotoxicólogo de la Universidad de Vrije de Amsterdam, el estudio es la primera indicación de partículas de polímero en la sangre.

Los resultados actuales varían considerablemente entre individuos y existen otros factores que pudieron influir. Es posible que los donantes se expusieran a las micropartículas antes de la prueba simplemente por tomar agua o café de un recipiente de plástico.

También se especifica que la concentración de partículas reportada en el estudio es la suma de todas las rutas de exposición potenciales. El contacto con microplásticos puede darse por las mucosas (inhalación o ingestión), contaminación ambiental y en algunos casos especiales, por absorción dérmica si la piel está dañada.

Los investigadores mencionan productos de cuidado personal como la pasta dental, que incluye polietileno, o el PET del brillo labial. El plástico está presente en fragmentos de implantes dentales o en nanopartículas poliméricas que se usan en medicamentos para el sistema nervioso central.

El estudio respalda la hipótesis de que la exposición humana a partículas de plástico da como resultado su absorción en el torrente sanguíneo.

Los microplásticos son partículas de entre 1 y 5 milímetros que resultan de la descomposición de residuos, o de medicamentos y productos que los contienen. Debido a que el plástico no se biodegrada, se desintegra en partes diminutas que son absorbidas por humanos, animales y otros organismos.

 

 

 

Deja un comentario

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba