CienciaTecnología

Así está la Carrera Espacial entre EEUU y Rusia a día de hoy [VÍDEO]

Hoy, más que nunca, nos encontramos en una Carrera Espacial para ver quien pisa la luna de nuevo. Además tenemos la vista puesta en una posterior visita a al planeta Marte.

En este reportaje que os voy dejar a continuación se hace un repaso de las misiones previstas por las distintas agencias.

Así está la Carrera Espacial a día de hoy:

A continuación os dejo una transcripción escrita del vídeo por si preferís leerlo:

El año pasado presenciamos varios eventos históricos, sobre todo relacionados con Marte.

El rover Perseverance fue posiblemente el más famoso de todos, llegando al planeta rojo a finales de febrero, para estudiar la composición de rocas, el subsuelo y el clima del planeta.

Y a parte, entre los objetivos de la misión está estudiar la habitabilidad y la búsqueda de evidencias de vida microbiana antigua.

Y este año 2022, promete ser uno muy prolífico en el ámbito de las exploraciones espaciales.

Ya que no solo se espera que las misiones como la del Perseverance, nos ofrezcan datos más robustos, sino que tendremos nuevas misiones, dos relacionadas con la Luna, una con Marte y otra con el núcleo metálico de un planeta desnudo.

Y ojo, que las misiones lunares, comandadas por Nasa y Roscosmos, plantean un posible escenario de conflicto entre Estados Unidos y Rusia, en la carrera por establecerse en nuestro satélite natural.

La NASA:

En contra de lo que las teorías conspirativas de internet plantean, la Nasa pisó la Luna en 1969. Tenían la tecnología, corrieron riesgos y dejaron objetos allí para probar su llegada.

Pero algunos se preguntan por qué no hemos vuelto desde entonces, y eso no es tan cierto.

Cuatro meses tras el alunizaje del Apolo 11, el Apolo 12 llegó al satélite, y así lo siguieron el Apolo 13, el 15, el 16 y el 17.

Y sí, desde entonces, no hemos mandado a más personas, pero sí que hemos mandado a robots.

Sin embargo, para resolver eso, la Nasa planeó la misión Artemis 1, que despegará en los próximos meses, si no hay retrasos.

Con esta misión, la idea es lanzar la nave Orión a bordo del proyecto Space Launch System para que orbite a la Luna por unos seis días y luego vuelva a Tierra.

Una primera misión más técnica, probando las capacidades de la nave espacial Orion, así como maniobras y trayectorias para vuelos más allá de la Luna.

Si la misión triunfa, la Nasa pasará a la Artemis 2, en principio en 2023, esta sí con personas a bordo en la nave Orión, pero sin el objetivo de tocar suelo lunar.

Eso sí, será la primera misión en la que seres humanos dejen la órbita baja terrestre desde el Apolo 17, en diciembre de 1972.

Será una misión de diez a catorce días de duración, con una tripulación de cuatro astronautas, que podrían pasar cuatro días en la órbita lunar.

La descripción de la misión es la siguiente: «misión con tripulación para entrar en órbita lunar, realizar pruebas de eventos en misión crítica, y operaciones en entornos pertinentes«.

Y la misión finalizaría con un amerizaje en el océano Pacífico.

Pero no nos tenemos que ir aún a ese año, para ver el próximo lanzamiento robótico de la Nasa:
Se trata del PRIME-1, un aterrizador que minará agua en el polo sur Lunar, con el propósito de prospectar el abastecimiento a las futuras misiones Artemis.

Rusia:

Ante este panorama de la “reconquista” lunar por parte de Nasa, Rusia no se ha quedado de brazos cruzados.

Desde Moscú, ya se ha hablado de un plan a cinco años, para que Roscosmos lleve a sus cosmonautas al satélite, con el objetivo a largo plazo de permitir la habitabilidad humana en la Luna.

Y por eso, este año veremos el lanzamiento de Luna 25, pautado para el 25 de julio.

Y todo esto nos trae recuerdos vivos de aquella carrera espacial, cuando las dos potencias se disputaban la Luna, para mostrar su superioridad tecnológica.

De hecho, Luna 25 es la sucesora de Luna 24, una misión rusa del año 1976.

O sea, que pareciera encenderse una nueva carrera espacial, pero, si lo vemos en detalle, ambas agencias pretenden cosas distintas.

Luna 25 quiere depositar un aterrizador allí arriba, un dispositivo inmóvil cuya misión es explorar la composición del regolito lunar que cubre el satélite, concretamente el que hay en el cráter Boguslavsky, en el polo sur.

Su objetivo es buscar agua en la Luna.

Se espera que Rusia lance nuevas misiones lunares durante los próximos años: la Luna 26 y la Luna 27, y puede que el enfrentamiento entre Nasa y Roscosmos sí se agudice en ese momento.

En agosto de 2022 podremos disfrutar de una aventura más propia de la ciencia ficción.

La NASA planea lanzar la misión Psyche para que explore el gran asteroide metálico 16 Psyche.
Para ello, la nueva sonda, deberá viajar hasta el cinturón de asteroides, que se encuentra rodeando al Sol entre la órbita de Marte y la de Júpiter.

La nave no llegará a aterrizar, pero orbitará a Psyche y tomará datos acerca de su estructura y composición.
La clave de todo esto se encuentra en que, más allá de estudiar un “simple asteroide”, la NASA se propone arrojar luz sobre la formación de planetas.

Y es que Psyche podría deber su gran tamaño y composición metálica, a que en el pasado hubiera sido el núcleo de un planeta en formación con, aproximadamente, el tamaño de Marte.

Por algún motivo todavía no precisado, las capas exteriores y más densas de aquel embrión planetario se habrían desprendido, dejando expuesto su corazón.

La ESA y Roscosmos:

Y nada, finalmente, la última de los grandes hitos astronómicos de 2022:  una misión del programa ExoMars.

Y se trata de un proyecto colaborativo entre la Agencia Espacial Europea, la ESA, y Roscosmos.

La idea consiste en que el módulo de aterrizaje ruso Kazachok deposite sobre Marte el rover europeo Rosalind Franklin, todo ello para poder explorar la superficie en busca de indicios de vida pasada en nuestro planeta hermano.

Y esta no es la única misión que lanzará la ESA en 2022.

En mayo se espera que despegue la sonda JUICE, que llegará a Júpiter en 2029 y que pasará 3 años explorando el planeta y sus satélites.

Hablando de Júpiter, se espera que en septiembre de 2022 la nave Juno, que lleva explorando Júpiter desde 2016, sobrevuele su luna helada, Europa, a tan solo 355 Km de la superficie, ofreciéndonos imágenes de primerísima calidad.

Como podemos ver, el año estará cargado de eventos, y todo esto es sin contar siquiera, las misiones de las empresas privadas como SpaceX, que, si bien son interesantes y cruciales para el estado de la exploración espacial, no llegan a la espectacularidad, al menos de momento, de las misiones que planean las grandes agencias estatales.

Además, en la Carrera Espacial, están los Chinos

¡Ah! Y sin olvidar a los chinos, un país que no nos da mucha información antes de los lanzamientos, pero que ocupó el primer lugar en el mundo, en número de lanzamientos espaciales en 2021.

En 2021, China realizó 55 lanzamientos espaciales, con una tasa de éxito de lanzamiento del 100%. Por ejemplo, el pasado año, los chinos lanzaron por completo la construcción orbital de la estación espacial china e incluso, dos grupos de astronautas chinos ingresaron a su propia estación espacial, donde permanecerán durante seis meses.

También puedes leer: China quiere una misión tripulada a la luna en 2027

Además, la sonda «Tianwen-1» lanzada en 2020, también aterrizó en Marte en 2021. Y el 14 de octubre de 2021, el primer satélite de exploración solar de China, el «Xihe», entró con éxito en su órbita predeterminada y de esta manera, China entró oficialmente en la «era de la exploración solar».

En un futuro cercano:

Se espera que comiencen importantes proyectos aeroespaciales, como la cuarta fase del proyecto de exploración lunar, la exploración de asteroides, la exploración de Júpiter, la exploración lunar tripulada y el primer muestreo de Marte.

Deja un comentario

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba