Actualidad

Pearl Harbor, el ataque de Japón a Estados Unidos el 7 de diciembre de 1941

Antes de ver el ataque de Japón a Pearl Harbor vamos a ver un breve resumen de la situación previa al conflicto.

7 de diciembre de 1941 la Segunda Guerra Mundial entra en su vigesimoséptimo mes. Tropas japonesas atacan Shangai.

El ejército alemán espera a las puerta de Moscú dejando seis millones y medio de víctimas a su paso. La Alemania nazi controla Europa. Bajo asedio Gran Bretaña espera ser atacada.

A 5.000 kilómetros Estados Unidos sigue en paz y el 76% de la población apoya la neutralidad pero a las 7:55 la paz se rompe.

360 aviones japoneses atacan Pearl Harbor y Estados Unidos entra en la Segunda Guerra Mundial.

El ataque de Japón a Pearl Harbor conmocionó al mundo. desde 1931 la ambición nipona era cada vez mayor. Primero invadió Manchuria, posteriormente China. Francia cae ante Alemania en 1940 y Japón toma el control de la Indochina Francesa. Estados Unidos responde congelando los activos financieros de Japón e impone un embargo del petróleo. El mensaje es claro, abandona Indochina o quebrará económicamente.

Japón tenía dos opciones, detener su expansión territorial y acatar las peticiones aliadas o la guerra. Japón elige la Guerra.

Para Japón es imperativo dar el primer golpe. Sabían que no podían mantener una guerra larga en el pacífico. No tenían poder económico ni militar pero estimaron que podían darle un gran golpe a la Flota de Estados Unidos. El ataque a Pearl Harbor era el ataque al poder de Estados Unidos en el Pacífico.

Lo que la inteligencia de Estados Unidos no pudo ver fue como la flota Japonesa del Almirante Yamamoto zarpa desde Japón para el mayor ataque de la historia.

Así fue el ataque a Pearl Harbor

Diplomáticos Japoneses iniciaron conversaciones para acabar con los embargos de Estados Unidos pero era una treta y en Tokio se estaban preparando para un ataque sorpresa.

La base militar de Pearl Harbor, Estados Unidos albergaba la mayor parte de la flota del Pacífico. 130 embarcaciones descansaban en esas plácidas aguas y 390 aviones en campos aéreos adyacentes.

El primer domingo de 1941 amanecía con cielos despejados y tanto marineros como pilotos disfrutaban de la hospitalidad de Honolulu.

Evitando rutas de navegación y masas de tierra, la flota Japonesa se posiciona sin ser detectada a 500 kilómetros de su objetivo. Era el punto perfecto, fuera del alcance de los radares pero a una distancia óptima para una fuerza con 414 aviones muy avanzados.

Mitsubishi Zero
Mitsubishi Zero

La joya de los aviones japoneses era el Mitsubishi Zero. Muy rápido y con muy buena tecnología. Además los pilotos eran muy experimentados y habían planeado el ataque durante mucho tiempo.

A las 7:48 los aviones Japoneses llegaron a los cielos de Hawái y empezaron a lanzar bombas y torpedos sobre los navíos de Estados Unidos. Fue una imagen terrible y los aviones devastaron lo que encontraban.

El acorazado USS West Virginia recibió impactos de varios torpedos
El acorazado USS West Virginia recibió impactos de varios torpedos

De los ocho acorazados anclados, el Arizona, el Oklahoma, el West Virginia y el California están hundidos y el resto sufre grandes daños.

Otros aviones apuntaron a los campos de aviación donde los aviones estaban aparcados en paralelo y desaparecían tras explotar.

Durante dos horas los escuadrones Japoneses atacaron Pearl Harbor y a las 9:45 el ataque por fin terminaba. Los hospitales locales estaban desbordados de cuerpos  Japón perdió tan solo 64 hombres, Estados Unidos 3.649.

Pero la aplastante victoria de Japón tubo dos fallos:

  • Los Japoneses no atacaron de forma sistemática los depósitos de petróleo.
  • Aún fue más importante los barcos que no atacaron. Los portaaviones no estaban en el puerto y serian estos los navíos más importantes para ambos bandos durante la guerra.

Al día siguiente, el congreso de Estados Unidos declaraba la guerra a los nipones.

Así se despertó la ira del gigante dormido, Estados Unidos, que entró en guerra. Pearl Harbor unió a la población dividida antes del ataque. Fue como un revulsivo para el país. La era del aislacionismo había terminado y Estados Unidos comienza su ascenso para convertirse en la nación más poderosa del planeta.

 

Deja un comentario

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: